miércoles, 29 de julio de 2009

Óscar 3.0

El pasado 11 de julio cumplí 30 años. Se podría decir que ha salido al mundo la versión 3.0 de mi persona. Lo celebré como celebro siempre los cumpleaños, una cena como corresponde con mi pareja, una comida en familia, y quizás alguna copa con los amigos. Pero lo hago más por los que me rodean que por mí mismo. No me gusta celebrar los cumpleaños. Al hilo de esto, cito aquí un excelente poema del general y poeta Rodríguez Búrdalo, cuya obra conocí casualmente a través de la revista "Tierra, mar y aire":

El día fue feliz, mas ya se acaba.
Al recoger la dicha de estas horas
un hondo sentimiento me conmueve:
saber que de los dones de la vida
otro gasté. Su luz, ardida queda.

Guardo ahora su vino irrepetible
y quiere visitarme la tristeza,
que bien sé yo no vuelve lo que arde,
que del tiempo tributo sólo somos,
materia y sueño para hendir lo breve.

El tiempo nunca premia ni castiga:
impasible mira y las cosas pasan.
Como pasa este día que gasté
y se apaga otra luz en mi frontera.


Conmovedor.

2 comentarios:

  1. Pues aunque no te guste celebrar los cumpleaños... te tienes que pagar unas cañas.
    ¡Feliz cumpleaños!

    ResponderEliminar